14 dic. 2007

Los proyectos estatales

No solo las empresas privadas, también los organismos estatales colaborar en la integración de los discapacitados a las nuevas tecnologías, para ello se ha creado el Proyecto ACCESO 25, llevado a cabo por el Fondo Social Europeo, a través del cual se busca que las personas discapacitadas, tengan la oportunidad de promocionarse social y laboralmente mediante el acceso a los estudios superiores. Para ello, se desarrollaron experiencias de e_learning (tele-formación)

Y por otro lado, La Ley. 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, bajo el nombre de TELETRABAJO, llevada a cabo por El Gobierno, con el objetivo principal de incrementar las posibilidades de empleo y las perspectivas laborales de las personas con discapacidad.
Un sistema que une TRABAJO y TELE, es decir, la capacidad de trabajar con independencia del lugar y el horario en que se haga.

Aun que la legislación pide que halla un mínimo porcentaje de discapacitados trabajando es cada empresa, es cierto que solo algunas lo llevan a cabo, entre ellas destacan los proyectos de teletrabajo llevados a cabo por la Fundación ONCE, en algunas de sus empresas asociadas, muestra de ello son:
Fundosa Teleservicios, y su proyecto CEPADITE, en el que participan La Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Fundosa Teleservicios S.A, Bioingieniería Aragonesa S.L, y FREMAP.
Técnicas Avanzadas de Encuestación (TAE) empresa promovida por el Grupo Gallup, que presta sus servicios mediante operadores con discapacidad.

A pesar de ello, el día 3 de este mes, Día Mundial por la Discapacidad, se han dado ha conocer datos que revelan que el porcentaje de personas con discapacidad que deben trabajar en las empresas españolas, solo se cubre en un porcentaje mínimo, lo cual deja la Ley aprobada este año, al margen de la realidad.